0

PVP: 23.990 € – 1.4c.c. – 122 CV – Gasolina
Imp. Matriculación: 4,75% (2012)

El modelo más pequeño de la marca de los aros, se presentó en el verano del 2010 y un año y medio más tarde Audi introdujo la versión denominada Sportback, con dos puertas más en la parte posterior, cumpliendo, de este modo, con las exigencias del mercado automovilístico español. Un urbano, que facilita la entrada y salida de sus cinco ocupantes.

Como se puede apreciar no ha cambiado radicalmente. Desde todos los ángulos se ve como la versión de tres puertas. También mantiene las mismas dimensiones de longitud y distancia entre ejes. Lo que cambia es la altura, que ha crecido en 6mm, además de el techo que, ha sido ligeramente modificado, siendo extendido hacia la parte posterior, y por consiguiente, quedando el ángulo del montante C, más vertical. Todo esto ha supuesto una mejora de habitabilidad en las plazas traseras, el punto débil de la versión de 3 puertas. El maletero sigue teniendo el mismo volumen de carga  270 litros.

En el A1 Sportback se puede escoger entre dos versiones Diesel de 90 y 105 CV y tres de gasolina, con potencias comprendidas de 86, 122 y 185 CV. La variante de nuestra prueba es la de 122 caballos. Se trata de un motor muy suave y lineal, pues no tiene ningún vacío hasta llegar a la zona roja del cuentavueltas. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 9 segundos y supera los 200 km/h. En carreteras secundarias este 1.4 TFSI te permite tener sensaciones muy deportivas. Más propias de un vehículo de segmento superior.

La diferencia de peso frente a la versión normal es de tan solo 25 Kg más. El coche sigue siendo bastante dinámico con una dirección directa, que da muy buena sensación de agilidad y aplomo. Donde verdaderamente se desenvuelve bien este «pequeñín», de la marca germana, es por ciudad, aunque también, resulta agradable de conducir, en cualquier circunstancia y, razonablemente cómodo, si no se van a realizar viajes de excesivo recorrido. Existen dos tipos de cajas de cambio manuales, de cinco o seis velocidades según la versión, y una automática de doble embrague denominada S-tronic con siete marchas. Este cambio es de serie en el motor de gasolina de 185 CV y opcional, tanto en el Diesel de 90 CV como en el de gasolina de 122 CV que hemos probado. Esta caja de cambios es de doble embrague y es posible afirmar que nos encontramos ante uno de los sistemas de transmisión más eficientes, eficaces, rápidos y deportivos del mercado. Montar esta caja de cambios tiene un sobrecoste de más de 2.000 euros frente a la versión manual.

Interior

Cinco plazas. Cuatro opcionalmente. El pequeño de Ingolstadt ofrece de serie, capacidad para cinco ocupantes, pero, opcionalmente se pone a disposición del cliente, la posibilidad de escoger sólo 4 plazas, dejando un hueco entre medias de las plazas posteriores, a modo de portaobjetos.

Se ha ganado en la altura de la cabeza al techo con respecto a la versión de 3 puertas que llegabas a dar al techo, si medias más de 1.75cm. Uno de sus puntos fuertes son materiales empleados que son de primera calidad, y resulta muy difícil encontrar alguna terminación con algún desajuste. Incorpora elementos de sus hermanos mayores, como el Audi A3.

Todos los mandos se encuentran muy a mano, con un manejo sencillo, y dispuestos para familiarizarnos con ellos, con la mayor prontitud posible. En conclusión, Audi, nos ofrece un vehículo ciudadano con unas grandes cualidades dinámicas, aunque como es costumbre, en la firma de los aros, si deseamos equipar muchos opcionales, mejorando el equipamiento y la estética del modelo, nos encontraremos con un alto nivel de desembolso económico, o lo que es lo mismo, un Audi A1, a precio de un A4.

OTRAS VERSIONES

Audi A1 1.2 TFSI Atraccion 
15.770 € 86 cv gasolina 
Audi A1 1.4 TFSI Atraccion 
18.600 € 122 cv gasolina