¡imprimir un coche en 3D es posible!

Strati, el primer coche impreso en 3D ya es una realidad.

Cierto día el CEO de Fiat-Chrysler, Sergio Marchionne se quejaba a la industria automovilística for la excesiva cantidad de dinero que se malgastaba en el diseño y su manufactura. La solución que proponía estaba basada en los principios básicos de los negocios: Consolidar y eliminar las redundancias.

Mientras tanto el CEO de Local Motors, Jay Rogers, percibía el mismo problema, pero luchaba contra él de una manera completamente diferente. Para Rogers el problema no era organizativo, sino el hecho de que sigamos construyendo coches de la misma manera en la que lo hacíamos en 1915, en líneas de ensamblaje con miles de piezas individuales.Y en realidad no tiene porque ser así, la prueba estaba aparcada en su garaje de Knoxville, Tennessee, listo para dar un paseo en él.

STRATI, el Futuro de la automoción, hoy.

La respuesta a esa forma de ahorro se llama Strati, el primer coche impreso en 3D. Es un coche sencillo y humilde (Pero súper chulo). Impreso en Detroit en colaboración con Oak Ridge National Laboratory en Tennessee, Strati es un pequeño coche de dos plazas, eléctrico, el primero de los muchos modelos que tiene Local Motors pensados.

El proyecto de Local Motos es el construir sus propios coches, pero también podrían terminar trabajando como proveedores para empresas de equipamientos originales, algunos con quien Rogers ya se ha reunido. “Uno de ellos dijo que sería una idea fabulosa de prototipos” a lo que contesté “Olvida los prototipos, es la manera de que cada uno se construya su propio coche, lo que hizo ganar a Local Motors el premio a la idea más rompedora de Popular Mechanics” Nos cuenta Jay.

El diseño del primero automóvil impreso en 3D está aún muy en bruto. Su cuadro de mandos parece como le hubieran pegado cuentas con una pistola de silicona caliente. Sin embargo, sus zonas laterales están pulidas, recordándonos a las partes de carbono cilíndricas del BMW i3. “Hemos lijado los lados para enseñaros como quedaría” Nos cuenta Rogers. “Otras partes están sin tratar, únicamente sacadas de la impresora, y por eso tienen ese aspecto, pero en realidad podemos hacerlo lucir como queramos. Incluso si vinilas todo el coche aún sería completamente reciclable”.

Innovaciones de impresión 3D que mejoran el día a día.

El Strati está impreso en un plástico reforzado con fibra de carbono, un material versátil, fuerte y relativamente barato que podría permitir una nueva visión respecto a la seguridad de coche. Gracias a la naturaleza de la impresión en 3D, el coche está construido por capas, que salen de las boquillas de una impresora gigante, lo que te permite incorporar estructuras amortiguadoras de absorción de impacto o anclar sistemas de cinturones de seguridad súper fuertes al chasis del vehículo. Incluso se podría incluirse unos amortiguadores elásticos para que en caso de colisión con algún peatón el impacto fuese mucho menor, Local Motors ya está experimentando con un material de Poliuretano elástico llamado NinjaFlex. Y dado el caso de que la cabina se dañara de forma catastrófica se puede desbloquear y sacar el bloque de motor y la suspensión, derretir el coche y volver a imprimir uno nuevo.

¿Quién querría comprar un coche impreso en 3d, un Strati?

Teniendo en cuenta todos estos factores a los países en vías de desarrollo les encantaría tener esta tecnología para tener medios de transporte barato, pero también le interesaría a una persona rica que quisiera un automóvil de más de mil caballos, totalmente personalizado, en una tirada de un único vehículo. Incluso también le gustaría al fabricante de automóviles, que quiere producir un coche completo en diez horas, en lugar de las 24 que actualmente hacen falta, usando una fracción de las piezas.

Los coches modernos no son sencillos, pero la unión de la impresión en 3D y la propulsión eléctrica, dónde el motor tiene una única pieza móvil, parece ser el futuro de la automoción.

Actualmente, damos por hecho de que los coches son complicados y caros, pero cuando conduces el Strati, es fácil imaginar que estamos dando por sentado algo que no tiene porque ser así.